sábado, 17 de abril de 2010

Montes de Oca en San Pablo

En la iglesia de la Conversión de San Pablo de Cádiz se encuentra una de las obras más admiradas de José Montes de Oca, encargo de la cofradía que radica en este templo; el Ecce-Homo.
Se contaba de este modo con una magnífica representación de este escultor. Pero posteriormente y por otras razones, se han reunido en este espacio otras tres imágenes más, formando así un conjunto importante de parte de su obra. Se trata de las tallas de la Inmaculada y los ángeles lampareros. (1)
La Inmaculada fue encargada en 1719 por la V.O.T de los Descalzos de Cádiz donde presidiría el retablo mayor. Esta capilla formaba parte del conjunto conventual de los Descalzos, que se encontraba en la manzana donde hoy se levanta el edificio de Correos ocupando también el terreno del actual mercado de abastos. Posteriormente, en 1868 cuando se derriba todo el conjunto monumental, gran parte de su patrimonio se reparte entre las iglesias gaditanas. A San Pablo llegaron la Virgen y los ángeles lampareros.
La Inmaculada ha estado sin una ubicación fija y ha pasado por distintos lugares del templo. Actualmente la podemos ver en el primer retablo de la derecha. Los ángeles lampareros se encuentran flanqueando el presbiterio.
La foto de la derecha está tomada en el año 2004 a raíz de los actos extraordinarios que se organizaron en las iglesias gaditanas con motivo del 150 aniversario del Dogma de la Inmaculada.
Queda un bello conjunto dieciochesco con la Virgen, a cada lado sus padres, San Joaquín y Santa Ana y todo enmarcado con el retablo de mármol genovés presidido por la imagen del Ecce-Homo.
(1) Alonso de la Sierra, Lorenzo. Nuevos datos sobre la vida y obra del escultor José Montes de Oca. Atrio nº 4 (1992)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas más vistas