domingo, 5 de septiembre de 2010

Azulejos de Delft (Convento de Santa María)

Se ha escrito mucho y bien sobre la historia y calidad de los azulejos de Delft que decoran la capilla del Nazareno en el convento de Santa María. Quiero desde aquí aportar mi granito de arena para apreciarlos y valorarlos más si cabe. En el Museo Nacional del Azulejo de Lisboa, ciudad donde el azulejo desde hace siglos ha jugado y juega un papel importantísimo, en una de sus salas, se encuentra este panel de azulejos de Delft, del mismo tipo que los de Cádiz, representando las mismas escenas. Provienen del Palacio Melo (Lisboa) y están enmarcados con azulejos portugueses, recordándonos que del mismo modo en los de Cádiz lo enmarcan azulejos españoles, concretamente sevillanos, con la cruz de Jerusalén.

Se observan algunas ligeras variantes en el dibujo. Estas pequeñas diferencias también las podemos observar entre los de Cádiz, donde en una pared podemos ver una escena repetida hasta tres o cuatro veces y ninguna es exactamente igual.


En el panel de Lisboa, los azulejos están ordenados siguiendo la secuencia del Antiguo y del Nuevo Testamento. En concreto las dos últimas filas reflejan la pasión de Cristo desde su entrada en Jerusalén. Los de Cádiz no están ordenados cronológicamente, quizás por ser mayor la superficie que ocupan, por las vicisitudes que han pasado a través de los siglos y porque existen azulejos no sólo bíblicos sino de varias series (personajes, paisajes...)
Los que sí parecen ser expresamente hechos para el encargo de Cádiz, son los que tienen inscripciones en armenio o nombran a los donantes y la fecha.
Como decía anteriormente, podemos ver en los azulejos de la capilla del Nazareno algunos repetidos. Termino con este curioso ejemplo del azulejo donde aparece el apellido de la familia armenia donante, Zúcar, fechado en 1670, figurando arriba de cada nombre la representación iconográfica del santo correspondiente. Así, arriba de David está el Rey David (representado con la corona y con el arpa). Encima de Pablo, San Pablo (con la espada) y el correspondiente a Iacob -de Iacobus; Santiago en latín-, el apóstol Santiago (representado como peregrino con sombrero y bastón.
Sin embargo en este otro fechado un año después, en 1671, tiene el orden totalmente cambiado, no correspondiendo las figuras -cuyo dibujo también han cambiado sustancialmente- con el nombre que tiene debajo.

5 comentarios:

  1. Jose: Estupendas tus investigaciones y muy interesantes todos los detalles que aportas, algunos de los cuales pasarían desapercibidos.
    A través de tu Blog terminaremos conociendo mucho mejor el patrimonio artístico de Cádiz.
    Sigue así.

    ResponderEliminar
  2. Neli: Gracias por tus visitas y por tus palabras, siempre tan gratificantes y me alegro que te gusten los contenidos que van apareciendo. Estamos empezando. Queda muchísimo patrimonio por disfrutar.

    ResponderEliminar
  3. Interesantisimo articulo, de algo que pasaría desapercibido si no fuese por personas metodicas y estudiosas del tema como José Collantes. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  4. Interesantisimo artículo de algo que pasaría desapercibido si no fuese por personas metodicas y estudiosas como José Collantes. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pepe, muchísimas gracias por tus palabras. El esfuerzo se ve recompesado gracias a vuestros comentarios y apoyo. Un cordial saludo.

      Eliminar

Entradas más vistas