domingo, 20 de febrero de 2011

Inmaculada del Cabildo Municipal

Dentro del ciclo de la pieza del mes del Museo de Cádiz, febrero nos ha deparado la grata sorpresa de descubrir un lienzo de una Inmaculada que se encuentra en la galería de la primera planta, en la antesala de Murillo. En esta ubicación pasa un poco desapercibida, pero en su conferencia Lorenzo Alonso de la Sierra ha reavivado la pintura y realzado esta obra.
Siendo una pintura de la primera mitad del siglo XVII, en su charla tocó temas relacionados con esta época -de resurgimiento de Cádiz tras el tremendo saqueo de 1596- tanto de la pintura en general como históricos y artísticos de Cádiz, con múltiples detalles interesantísimos y dignos de destacar, tantos, que me resulta imposible poder reflejarlos en este espacio.
Fundamentalmente, Lorenzo quería dar a conocer la hipótesis que plantea sobre la autoría de esta obra. Nos desveló el posible autor, Juan Gómez, -siempre recalcando las debidas reservas y prudencia en estos casos- pero con el aval de una concienzuda investigación. Para ello además de referencias documentales comparó los evidentes parecidos de la Inmaculada con otras obras reconocidas de este autor (sobre todo de las conservadas en la iglesia parroquial de San Mateo de Tarifa) que refuerzan la posible autoría de este pintor.
La finalidad de esta obra era presidir la Sala de Cabildos del Ayuntamiento de Cádiz. Este encargo, se produce en unos años de auge del fervor inmaculista (como ejemplo citó que en los años 1617 y 1618 los Cabildos hacen voto solemne de defender el dogma)
Lorenzo ha encontrado documentalmente que, en 1617, Juan Gómez recibe el encargo de realizar una Concepción, pero el documento no aclara con precisión qué tipo de obra va a ejecutar, ya que este artista trabaja tanto retablos, como escultura o pintura. Es el Conde de Maule, a principios del siglo XIX, el que cita expresamente la existencia de un lienzo de la Concepción en el Cabildo Municipal de Cádiz, pero desconoce su autor.
La religiosidad que durante siglos se plasmaba en todos los ámbitos y lugares de la ciudad, desde la revolución de 1868 sufre la corriente laicista que se propone desalojar de muchos de esos lugares, la gran cantidad de obras de carácter religioso existente. El Ayuntamiento no era una excepción y desde allí se envía, en 1869, seis piezas de tipo religioso al Museo (entre ellas estaría esta Inmaculada). Desde entonces se conserva en el Museo de Cádiz.
Para finalizar, Lorenzo hizo un recorrido por varias obras del siglo XVII que se conservan en distintas iglesias gaditanas, con las explicaciones que los interesados en los temas gaditanos tanto valoramos y le agradecemos.

lunes, 14 de febrero de 2011

Hércules del Ayuntamiento

Hoy hace un año, inició la andadura este blog que pretende aportar un granito de arena a la inmensa tarea de reflejar el patrimonio artístico gaditano. Sin prisas pero sin pausa, quiero mantener este empeño intentando mejorar en todos los aspectos, tanto en las fotografías como en los contenidos históricos y artísticos.

Para celebrar de alguna forma este primer aniversario, inauguro un nuevo apartado que completa al consolidado de “detalles interiores”. Serán los “detalles exteriores”, que tantos tenemos también a la vista cuando paseamos por las calles de Cádiz.

Comienzo por el Hércules que tenemos en el frontón de la fachada del ayuntamiento de Cádiz. Estuvo colocado, desde mediados del siglo XVII, en las fortificaciones que se encontraban en el puente Zuazo, primera defensa de los ataques por tierra a Cádiz.
Cuando lamentablemente se desmontaron esas defensas en los años 20 del pasado siglo, para favorecer el tráfico rodado, el escudo fue llevado a Cádiz y permaneció guardado hasta que en 1928 se colocó en su actual ubicación.
Según la descripción que hace Ramón Corzo, en su estudio de los Hércules heráldicos;
“se trata de un grupo escultórico en el que Hércules sujeta con la mano izquierda la cabeza de un león puesto de pie y con la derecha el escudo nacional; a los lados están las columnas con las cintas en las que debería leerse el lema del Plus Ultra.
Hércules lleva la leonté sobre la cabeza y terciada sobre el cuerpo, cayendo desde el hombro derecho y se le representa viejo, con el aspecto habitual de la escultura del siglo XVI.
La calidad de la obra es baja; el cuerpo de Hércules r
esulta pequeño y su papel se ha reducido al de soporte de los símbolos heráldicos que le acompañan. Sin embargo la sustitución del león derecho por el escudo nacional y las facciones de Hércules, cercanas a los modelos clásicos, parecen indicar que su autor quiso conseguir una aproximación mayor con la iconografía convencional que la explicada por Suárez de Salazar; el gesto de Hércules con la mano colocada sobre la cabeza del león, coincide con la idea de la separación de las montañas o columnas simbólicas, aunque es evidente que el autor no les concedía ese valor, puesto que incluyó en el conjunto a las propias columnas.”
Este Hércules lo ha elegido también mi amigo Juan Antonio Fierro Cubiella para las portadas de sus dos libros sobre Historia de Cádiz, libros que recomiendo encarecidamente para tener una idea clara de nuestra historia local.

Entradas más vistas