jueves, 28 de abril de 2011

Capilla del Pilar - Parroquia de San Lorenzo

En la capilla del Pilar de la iglesia de San Lorenzo, reliquia de los modelos barrocos de capilla que mantiene toda su decoración intacta, encontramos en el retablo de la izquierda, un pequeño cuadrito que representa los Sagrados Corporales de Daroca.
En múltiples detalles de la iglesia de San Lorenzo podemos vislumbrar la mano de su impulsor, el obispo Lorenzo Armengual de la Mota, que la erigió como ayuda de parroquia para el barrio de la Viña a principios del siglo XVIII. Aunque malagueño de nacimiento, es en Zaragoza donde se forma y madura, y los recuerdos y devociones de esa tierra lo acompañaran siempre. Sobre todo, la imagen de la Virgen del Pilar, pero también otras historias como los Sagrados Corporales de Daroca (1)

Este hecho sucedió en 1239, cuando tropas cristianas -integradas por un importante contingente de soldados aragoneses- se disponían a continuar la reconquista en tierras valencianas. Antes de la batalla, el capellán celebró Misa, consagrando seis formas para la comunión de los capitanes. En plena celebración se desencadenó un ataque musulmán. Las tropas se dispusieron raudas a enfrentarse con el enemigo mientras el capellán, temiendo que pudieran ser profanadas las sagradas formas, las envolvió en el corporal (2) y las escondió bajo unas piedras. Saliendo victoriosos los cristianos del ataque, volvió a rescatar el corporal y lo encontró con las sagradas formas ensangrentadas y pegadas al tejido.

Los capitanes se disputaban la preciada reliquia para venerarla en sus respectivos lugares de origen, y por tres veces en el sorteo salió afortunada la localidad de Daroca. Los perdedores, no conformes del todo, solicitaron que fuera una mula la que, cargada con tan precioso tesoro, cogiera por su cuenta un camino, abandonando a su instinto la decisión divina y dando por bueno el lugar donde se detuviera. Pasó de largo las otras localidades para detenerse en Daroca, concretamente ante el Hospital de San Marcos, donde dobló las patas y cayó muerta.

En la pintura, dos ángeles despliegan el corporal mostrando el milagroso suceso y abajo la mula que llevó el corporal hasta Daroca.
_________________
(1) Traval Roset, P. Manuel. Prodigios Eucarísticos. Tip. Católica Casals 1942 Barcelona.
(2) Pieza cuadrada de lino sobre la que descansaba directamente la hostia, para asegurar la máxima limpieza ante el contacto del Santísimo Sacramento.Sala, D. Bernardo. El sacerdote instruido. Imp. de los herederos de la V. Pla. 1857 Barcelona.

jueves, 21 de abril de 2011

Calvario

En estos días en que se conmemora la pasión y muerte de Jesucristo en la cruz, traigo una representación del Gólgota que podemos contemplar en una calle gaditana.

La tradición de incorporar a la vivienda o cerca de la misma la imagen de un santo o un misterio religioso de devoción, fue iniciativa de pequeñas comunidades de vecinos, barrios o calles, como en este ejemplo, situado en la fachada de una casa de la calle Antonio López.

Al estar en plena calle es motivo de una atención más colectiva, aglutinante de las gentes piadosas del barrio. Podía dar información a los viandantes sobre el titular de la parroquia más cercana, sobre la advocación de la barriada o la denominación de la calle.

Esta clase de ornamentación de la fachada comenzó a extenderse a partir del siglo XVII, pero es poco frecuente verlos con una reja que lo protege.

En 1855, se llamó Calvario la parte de la calle comprendida entre la Plaza de Mina y la esquina de la calle Isabel la Católica. El azulejo además de contener el nombre de la calle, representa ese lugar de la crucifixión.

Bibliografía: Telese Compte, Albert. Plafones de motivos religiosos. Galería Antiquaria: Arte Contemporáneo, Antigüedades y Coleccionismo. Mayo 1991. Páginas 46-52

lunes, 11 de abril de 2011

Corazón Agustino (y II)

Como decía en la entrada Corazón Agustino I, tenía pendiente mostrar dónde se encontraba el otro tipo de corazón, en llamas, atributo de San Agustín como símbolo de su entrega a Dios. Se encuentra en el interior de la iglesia de San Antonio, en la nave del evangelio, en la mesa de altar cuyo retablo alberga la imagen de San José, obra de La Roldana. Esta iglesia no pertenece a la orden agustina ¿por qué aparece en ella esta simbología?
La respuesta es que ese retablo y la mesa de altar no pertenecen a esta iglesia. Proceden de un convento de monjas agustinas que existía desde el siglo XVI en la actual Plaza de la Candelaria y que fue derribado en 1873.
La mesa de altar de mármol genovés, del siglo XVII -de las que hay otros ejemplos en la ciudad-, tiene en el centro el corazón llameante conteniendo en letras doradas una parte del Ángelus en latín; El verbum caro factum est (Y el verbo se hizo carne...)

Entradas más vistas