martes, 27 de noviembre de 2012

Catedral de Cádiz


San Judas Tadeo (h. 1730)
Escuela genovesa.
Madera tallada, policromada y estofada

Capilla del Corazón de Jesús. Catedral de Cádiz

Exposición “Cádiz, entre Sevilla y Génova” (septiembre-octubre de 2011)

viernes, 16 de noviembre de 2012

Hércules del Palacio de Congresos


La XXII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado que se celebra en Cádiz entre hoy y mañana, tiene su punto de encuentro en el actual Palacio de Congresos. Este edificio fue la Fábrica de Tabacos de la ciudad y su aspecto corresponde a la reforma de 1883, según diseño de Federico Gil de los Reyes, en estilo neomudéjar y con las características de la arquitectura industrial de la época; fachadas de ladrillo visto y en el interior diversas estructuras de hierro. A finales del siglo XX fue rehabilitado para Palacio de Congresos.

La Fábrica de Tabacos se creó en Cádiz en tiempos de Felipe V. Es por ello que remata la puerta principal de la fábrica, en la calle Plocia, este escudo barroco de mármol que se encontraba en sus primeras instalaciones. La inscripción dice:

REINANDO EN ESPAÑA D. FELIPE V
SE ACABO ESTA OBRA. AÑO 1738.

La reforma decimonónica supo buscar un hueco para albergar este elemento tan señalado de su pasado, con una gran significación histórica y artística.

Hércules, fundador mitológico de Cádiz, que aparece en tantos monumentos de la ciudad, suele estar representado como en este caso con la piel del león sobre la cabeza y sosteniendo a cada lado un león. Sin la rígida simetría de las formas heráldicas, Hércules presenta un mayor movimiento que combina con las movidas formas barrocas del escudo, convirtiéndolo en una pieza escultórica de gran interés.

miércoles, 7 de noviembre de 2012

Niño Jesús limosnero

En la iglesia de San Juan de Dios, formando parte del patrimonio de la Santa Caridad, se encuentra este Niño Jesús limosnero, llamado así ya que cumplía la misión de recaudar la limosna necesaria para hacer frente a los gastos que ocasionaba el principal objetivo de la Hermandad; el cuidado de enfermos y el entierro de los pobres.

En la peana de plata está grabada una inscripción cuyos datos nos ayudan a datar las indulgencias que concedieron las autoridades eclesiásticas a los que prestaban esta ayuda económica, ya que figura el obispo de Cádiz, Lorenzo Armengual de la Mota y, según aparece citado, el cardenal de Borja. De esa época no podrá ser otro que el cardenal Carlos de Borja Centellas Ponce de León, que fue capellán mayor de Felipe V.

Como el obispo Armengual tomó posesión en 1717, falleciendo en 1730, y De Borja fue nombrado cardenal en 1720 y murió en 1733,  a falta de encontrar la documentación exacta  -que seguro conservará en sus archivos la Hermandad- podemos comprobar que esos privilegios fueron concedidos entre 1717 y 1733, justo en una época de resurgimiento de la Hermandad de la Santa Caridad, cuyas nuevas reglas fueron redactadas y entraron en vigor en 1714.

La inscripción de la peana dice así:

El Excelentísimo Señor D. Lorenzo
Armengual de la Mota, Obispo de
Cádiz, concedió 40 días de indulgencia a
todos los que me dieren limosna para el sustento
de mis pobres incurables de esta ciudad.
El Eminentísimo Cardenal de Borja concedió
100 días en la misma conformidad
de arriba.

Entradas más vistas