lunes, 22 de abril de 2013

Nuestro Padre Jesús de la Salud


El 6 de abril de 1935 regresaba la imagen de Nuestro Padre Jesús de la Salud a la iglesia del convento de Santo Domingo, tras salvarse milagrosamente del incendio provocado cuatro años antes -poco después de proclamarse la II República- donde no tuvieron tanta suerte la imagen de la patrona y los distintos retablos de las naves laterales. 

La noticia de la vuelta al convento se recogió en el Diario de Cádiz y decía así: “En una noche luctuosa de 1931, las turbas asaltaron el convento de Santo Domingo arrasando todo lo que encontraron a su paso. Aquella noche unas manos piadosas sacaron la imagen del Señor de la Salud de su camarín poniéndola a salvo de las llamas. La imagen solamente sufrió desperfectos en los párpados, que ahora han sido restaurados. La imagen, con una túnica nueva, se encuentra de nuevo en el convento de Santo Domingo”
 
En esta tarjeta postal, procedente de una colección particular, aparece un texto que relata brevemente lo acaecido. En él, refiriéndose a la imagen, dice “que se veneraba en la Iglesia-Convento de Santo Domingo”, lo que da a entender que en esos momentos -retirada para su protección y posterior restauración- no se encontraba al culto. Por tanto, probablemente, la fotografía sea anterior al suceso, de los años 20 (puede ayudar en la datación, el inusual exorno que llevan los ángeles sobre la cabeza) y la tarjeta estaría impresa entre mayo de 1931 (fecha del incendio) y abril de 1935 (fecha de la vuelta al templo).

No podría imaginarse la cofradía que, casi un año después, el 8 de marzo de 1936, incendiarían de nuevo el templo dominico, volviéndose a salvar milagrosamente. La talla -muy retocada por distintas restauraciones- está atribuida a Francisco de Villegas y realizada en la primera mitad del siglo XVII.

viernes, 5 de abril de 2013

Convento de Nuestra Señora del Carmen


Durante la pasada Semana Santa ha estado expuesta, en el escaparate de un céntrico comercio de nuestra ciudad, la peana sobre la que habitualmente se venera Nuestra Señora del Carmen, en el camarín del retablo mayor.

El camarín fue realizado en 1774, por el tallista Gabriel de Arteaga. En 1782 sufrió una remodelación que consistió en intercambiar las posiciones con el manifestador, subiendo éste último y bajando el camarín para situarlo sobre el sagrario.

Es una obra anónima, del siglo XVIII, y ha sido restaurada  por “Ars Nova Restauraciones, SL”

Retablo mayor. Convento de Nuestra Señora del Carmen

Entradas más vistas