miércoles, 25 de septiembre de 2013

Aldaba de la iglesia de San Juan de Dios


La puerta de la iglesia de San Juan de Dios tiene esta artística aldaba que nos ofrece bastante información acerca de la Orden Hospitalaria y de su fundador, San Juan de Dios. Observamos una granada sobre la que se levanta una cruz, con una estrella en la intersección de los brazos. Además, en la puerta se disponen clavos de bronce donde también aparece el escudo de la Orden, pero con la estrella entre la granada y la cruz.

Precisamente, la estrella es el elemento que más trabajo me ha costado encontrar su razón de ser dentro del escudo. Navascués menciona en su libro que la estrella es consecuencia de que, al nacer San Juan de Dios, la casa se llenó de resplandores. Buscando en las biografías del santo, no encontré nada que hiciera referencia a este suceso. Sin embargo, sí existe algo parecido con la figura de Santo Domingo de Guzmán. Durante el bautismo de Santo Domingo, apareció una estrella sobre su frente. Se ha querido ver en este elemento una similitud con el fundador de los dominicos que, por medio de la predicación, era como una estrella que guiaba las almas hacia Cristo. La estrella está muy presente dentro de la iconografía y simbología de la Orden dominica.

Al fin encontré la obra de Gómez Bueno, en la que se hacía referencia al por qué de la estrella en el escudo, y no tiene nada que ver con su nacimiento. En 1662 fue elegido general el Rvmo. P. Fernando Sánchez Ruiz, más conocido en los anales de la Orden por su segundo apellido paterno, Estrella. Entre otros logros muy importantes para la Orden Hospitalaria, consiguió que ésta estrechara sus lazos de unión con los dominicos, hasta recibir la Carta de Hermandad. Desde el generalato del P. Estrella campea en el escudo de la Orden Hospitalaria, junto la cruz y la granada, una estrella. Si proviene de la estrella dominica, pudiera simbolizar la unión de ambas Órdenes. Otra opción es que fuera influencia del P. Estrella, como distintivo de su familia. La tercera opción sería una unión de las anteriores; la fraternidad entre las dos Órdenes y el apellido del que lo consiguió.

La procedencia de los otros elementos restantes es mucho más conocida, apareciendo frecuentemente en las distintas biografías el hecho donde tiene su origen. Estando el santo en España, en Gaucín (Málaga) se encuentra con el Niño Jesús -hecho fundamental en su vida- ya que le indicará el nombre que adoptará a partir de entonces y su destino, cuando le mostró una granada abierta coronada por una cruz y le dijo; “Juan de Dios, Granada será tu cruz”.

No es esta entrada el lugar para extendernos sobre su vida a partir de ese momento, pero es sabido que será Granada la ciudad donde fundará su primer hospital y donde moriría en 1550. Su obra se extendería rápidamente. En Cádiz, fue el antiguo Hospital de la Misericordia donde, ya desde finales del siglo XVI, cuatro hermanos de esta Orden ayudaban en la atención de los enfermos a la Hermandad de la Santa Caridad, propietaria del hospital. Esta Hermandad cedió la administración del hospital, en 1614, a los hermanos de San Juan de Dios. 
_____________________
Bibliografía

Carmona Muela, Juan. Iconografía de los Santos. Ediciones Istmo S.A. 2003

Juan Ciudad Gómez Bueno OH. Historia de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios. Granada 1963

Navascués y de Palacio, Javier. Cádiz a través de 1513. Colegio Oficial de Arquitectos de Andalucía Occidental. Demarcación de Cádiz. 1996

Vidas de los Santos. Imprenta y librería de D. Juan Oliveres. Barcelona 1856

jueves, 12 de septiembre de 2013

Placa con Ave María


Paseando por la calle Magistral Cabrera podemos observar esta interesante placa. Se encuentra sobre la puerta de entrada de la casa cuya numeración actual corresponde al número 3 y, según se puede ver en la imagen, antiguo número 144.

Posiblemente sea la única en Cádiz que indica el año y el monarca reinante; 1715, año que puede considerarse como definitivo en la Guerra de Sucesión española que instauró la dinastía borbónica y que comenzó con el reinado de Felipe V.

Sobre estos datos y ocupando la mayor parte de la placa -dando más importancia al poder celestial sobre el terrenal- la referencia a la Virgen con el anagrama del Ave María coronado, la A y la M entrelazadas, letras formadas con cetros para destacar la figura de María como reina,  además de recalcarlo con la corona.

Entradas más vistas