jueves, 18 de diciembre de 2014

Nuestro Padre Jesús de los Desamparados

En una anterior entrada hablamos del nazareno que se encuentra en la parroquia de San Antonio de Cádiz, conocido popularmente como el Señor del Patio. Es una imagen que tiene mucha devoción pero que no ha tenido ninguna hermandad o cofradía que le diera culto y por ello se ha mantenido habitualmente sin procesionar. Tan sólo lo ha hecho en dos ocasiones y acompañando a una cofradía penitencial; en 1864, el Viernes Santo, acompañando a la cofradía del Descendimiento (1) y la que vamos a recordar ahora, que tuvo lugar en 1958.

Por aquellos años radicaba en la parroquia de San Antonio la cofradía de Luz y Agua, que es la que quiso en ese año -dentro de los actos conmemorativos del centenario de la aparición de la Virgen en Lourdes- que saliera Nuestro Padre Jesús de los Desamparados, integrándose en el desfile procesional de la cofradía.

El 2 de abril de 1958, Miércoles Santo, salió el Señor del Patio en procesión, siendo su salida algo accidentada, ya que tuvo que acortar y aligerar su recorrido por causa de la lluvia.

El año pasado, concretamente el 22 de marzo de 2013, salió en vía crucis por la calles de la feligresía, contando con una gran expectación y numeroso público. La fotografía que ilustra esta entrada es de esta última salida.
_______________________
Bibliografía
(1) Espinosa de los Monteros, Francisco y Sánchez Pavón, Jesús (2010) Crónicas cofradieras de Cádiz: Las Hermandades en tiempo de entreguerras (1810-1936), Cádiz, Ediciones Absalón, p.137

Hemeroteca
La Información del Lunes, 24 de marzo de 1958
La Información del Lunes, 7 de abril de 1958

martes, 18 de noviembre de 2014

Novena a la Virgen del Pilar

Entre las publicaciones que se imprimían para fomentar la devoción popular a una determinada imagen, destacan los novenarios o novenas, oraciones que como su nombre indica se tenían que rezar durante nueve días consecutivos con el propósito de conseguir un favor o gracia especial.

Este ejemplo, procedente de una colección particular, se titula Espiritual Novenario a la Reina de los ángeles María Santísima del Pilar de Zaragoza y que, como decíamos, especifica seguidamente que sirve Para conseguir Divinos Favores, muchas bendiciones del cielo y el eficaz remedio en nuestras calamidades y trabajos.

Se podían encargar de su publicación algún devoto individualmente, corriendo él mismo con los gastos, o una corporación o cofradía como es el caso de esta novena que Sale a luz a devoción de su venerable Archicofradía y Santísimo Rosario de dicha Señora, sita en la Parroquia del Señor San Lorenzo, de la ciudad de Cádiz.

La imprenta que realizó el trabajo se encontraba en Cádiz, en la calle del Aire nº 173, actual Fernán Caballero, a cargo de Eusebio Díaz Malo, quien trabaja como impresor al menos entre 1820 y 1834, empezando en esta calle y trasladándose posteriormente a otra imprenta en la calle de la Amargura número 5.

El folleto, publicado en 1822, consta de 48 páginas en octavo menor, con una encuadernación en papel, como solía ser habitual para este tipo de publicaciones cuyo precio no era muy elevado, asequible para la mayoría de fieles, ya que tenerlo era imprescindible para realizar privadamente esta práctica devocional.

martes, 28 de octubre de 2014

Apóstol Santiago (IV)

Parroquia de San Antonio - Museo

En el museo de la parroquia de San Antonio, entre otras muchas piezas de interés, se encuentra un Santiago digno de destacar. Presenta la iconografía propia de la batalla de Clavijo, a caballo y con bandera. La primera impresión al verlo es que se trata de un tipo de figura muy similar a las que componen los belenes napolitanos.


Durante el siglo XVIII las figuras napolitanas para el Belén se convierten en las más apreciadas y famosas. Son figuras para vestir, donde el escultor sólo trabaja la cabeza y las articulaciones, estando el cuerpo relleno de fibra o de alambre envuelto en estopa, lo que las hace adaptables a distintas posturas. En sus vestimentas, perfectamente elaboradas, se refleja la moda de la época, caracterizándolas ese peculiar anacronismo.
El tamaño de las figuras en el Belén varía dependiendo de su importancia en la escena. Las figuras de mayor tamaño son las pertenecientes al misterio, los ángeles y los reyes magos, alcanzando los 40-45 cm. 


Este Santiago cumple con algunas de esas características. Del siglo XVIII, su tamaño coincide con las medidas que hemos reflejado anteriormente para este tipo de figuras; 40 centímetros de altura, desde la base a la cabeza. Su peana, similar a las dimensiones del caballo, es de 26 centímetros.
Las vestimentas -excepto la capa- son de la misma época que la figura, siendo muy destacables los bordados que presenta la silla de montar. La bandera es de plata.
Lo que difiere es la estructura interna de la imagen, que es toda de madera y articulada.
No es de extrañar que fuera un trabajo de artistas napolitanos, de los que hay varios ejemplos en nuestra ciudad, sobre todo en imágenes de pequeña factura, las cuales fueron bastante apreciadas.

Este primer acercamiento a esta interesante escultura, deja la puerta abierta a futuras investigaciones que puedan aclarar más su origen.
__________________
Nota: Quiero expresar mi agradecimiento al responsable del museo parroquial, Ramón Caño Señoranes, quien me ha facilitado enormemente las tareas de fotografía y medidas de la imagen, estando siempre dispuesto a colaborar con las investigaciones que se realizan para un mayor conocimiento del patrimonio artístico de la parroquia de San Antonio.

viernes, 19 de septiembre de 2014

Proyecto Ermita a la Galeona y Ruta Mariana de Ultramar

Me hago eco en esta entrada de un proyecto que encabeza una gaditana cuyo amor por su tierra le viene de familia, ya que su padre, Ramón Grosso Portillo, fue un gran conocedor de la historia de Cádiz y se esforzó siempre en recuperar lugares y tradiciones de Cádiz.
Ella es María Victoria Grosso Mayol, o Mavy, como le conocemos en Cádiz, y su idea, por la cual lucha, es un proyecto que consigue aunar varios objetivos a la vez. Esta idea se llama “Proyecto Ermita a la Galeona y Ruta Mariana de Ultramar”.

Vayamos por partes. La Galeona es una imagen importantísima para Cádiz. Es una Virgen del Rosario, advocación dominica, que embarcaba en la Flota de Indias haciendo la travesía como protectora. Su embarque, en una comitiva que partía desde el convento de Santo Domingo, lugar donde se venera, constituía todo un espectáculo, el cual reflejó el padre Labat en 1705.

La Galeona

Conserva Mavy una copia de la Galeona realizada por un escultor gaditano, Rafael Parodi, que murió antes de terminarla. Ella piensa que debería colocarse en un lugar público como testimonio de su importancia histórica. El sitio que ha visto más idóneo es un antiguo mareógrafo, con una enorme apariencia de ermita, que se halla enclavado en un lugar privilegiado de Cádiz; la Caleta, concretamente en el camino que lleva al Castillo de San Sebastián.

Mareógrafo

Actualmente el mareógrafo está inhabilitado y sería una buena manera de reutilizar ese elemento del paisaje, añadiendo a lo acertado de la elección que ese lugar sería la última referencia de Cádiz que veían los marinos al partir hacia América.

Pero no se queda aquí el proyecto. Cádiz fue una plaza fuerte muy importante para la corona española, sede de la Casa de la Contratación desde 1717 y lugar de gran actividad comercial y también muy expuesta a los ataques, como de hecho sufrió en 1587, 1596 o 1625. Para proteger la ciudad, se amuralló totalmente. Las murallas que conservamos están salpicadas en su perímetro de garitas, las cuales actualmente no tienen ningún uso e incluso se encuentran muchas de ellas en deficientes condiciones.

Una de las garitas que asoman a la bahía

El proyecto de Mavy contempla que estas garitas cobijaran -como un granito más en conseguir esa una unión tanta veces buscada y anhelada con Iberoamérica- una representación de las patronas de los países hispanoamericanos, convirtiendo ese maravilloso paseo por el que se contempla continuamente el mar, en un recordatorio también de aquellos países que se encuentran allende ese mar. Recordatorio que también tendrían los visitantes de esos países que por cualquier motivo vinieran a Cádiz y que podrían contemplar el lugar donde se encuentran sus respectivas patronas.

Para conseguir esto está contemplado que se produzca un intercambio; se regalará por nuestra parte una imagen de la Galeona inacabada del escultor Parodi, a los países que tengan a bien enviarnos una escultura de sus patronas correspondientes.

Como me consta, y es una gran alegría, que este blog es muy visitado desde tierras americanas, quiero desde estas líneas invitar a todo al que lea esta entrada y le guste el proyecto que me escriba y me lo haga saber, que yo se lo trasladaré a Mavy para intentar entre todos que este proyecto se convierta en una realidad. De todos depende.

jueves, 4 de septiembre de 2014

Apóstol Santiago (III)

Parroquia de San Lorenzo

Uno de los lugares donde encontramos más representaciones de Santiago es en la parroquia de San Lorenzo y la mayoría en la capilla del Pilar. La razón es que radica en el templo la Venerable y Real Archicofradía de Nuestra Señora del Pilar de Zaragoza, Nuestro Padre Jesús de las Penas y María Santísima de la Caridad. De hecho la cofradía rinde culto -en sus festividades correspondientes- tanto en octubre a la Virgen del Pilar como en julio al apóstol Santiago, bajando del retablo y exponiendo a pública veneración la imagen del santo que se halla de rodillas ante la Virgen.


La iconografía que se encuentra presente en esta archicofradía es, mayoritariamente, la que reproduce el momento de la aparición  de la Virgen al apóstol Santiago. En general, en el siglo XVIII, al representar a la Virgen del Pilar era esta la iconografía más habitual, tal como se puede ver en la hornacina central del retablo mayor de la capilla; la Virgen del Pilar y a los lados Santiago y San Cecilio, obras genovesas de mediados del siglo XVIII.

A ambos lados de la entrada a la capilla se encuentran sendas pinturas dieciochescas de la vida de Santiago. A la izquierda, quizás la única representación en Cádiz del momento de su martirio. En la parte superior un ángel sostiene una filacteria que dice; PROTOMARTIR DEL APOSTOLADO S. SANTIAGO.


A la derecha, nuevamente la aparición de la Virgen del Pilar ante Santiago y sus discípulos, siendo san Cecilio uno de ellos. 


Aunque no se encuentra en el templo, la archicofradía del Pilar conserva la pintura que se encontraba en el primitivo estandarte, actualmente formando parte de un banderín.


La pintura presenta la misma temática que venimos describiendo; la Virgen del Pilar en su aparición a Santiago, encontrándose en esta ocasión el apóstol solamente ante la Virgen.


Por último, no podemos olvidar una talla magnífica de Santiago en el retablo mayor, en una hornacina de la calle lateral derecha, obra de José Montes de Oca en 1728.

____________________
Nota: Quiero agradecer a la archicofradía, en especial a su mayordomo Rubén Estévez García, su amabilidad y facilidades para poder fotografiar el banderín que se encuentra en la Casa de Hermandad, además de facilitarme algunos datos históricos del mismo.

miércoles, 13 de agosto de 2014

Apóstol Santiago (II)

Convento de San Francisco

Capilla de la cofradía de la Vera-Cruz
Ático del retablo mayor de la capilla

La imagen de Santiago corresponde al tipo de representación a caballo, luchando en la batalla de Clavijo. Se encuentra en el ático de un retablo rococó, de madera policromada con decoración tipo biscuit, realizado por Gonzalo Pomar (h.1763) para la cofradía de la Vera-Cruz.

Entre 1764 y 1773 se vivió una época de gran actividad en la cofradía, realizando un inventario donde aparecen datos concretos de la figura que nos atañe cuando habla del retablo;
“… y en el cuerpo alto del retablo la del apóstol y patrón de nuestra España, el Señor Santiago a caballo de cuerpo entero en acción de combate, el cual han costeado los señores hermanos marqués de Carballo actual prioste de la cofradía, don Alonso Antonio Freire y don Juan Gómez de Figueroa.”

Según García Portillo (1), estas tres personas con gran importancia en la cofradía son gallegos y, en concreto, el marqués de Carballo, Antonio Pardo Sánchez de Taibo, es descendiente de caballeros de la Orden de Santiago. Es muy probable que éste sea el origen de que se encuentre la imagen del apóstol Santiago en el ático del retablo.
________________________

(1) GARCÍA PORTILLO, Alfredo. Juan Gómez de Figueroa y los mecenas de Vera Cruz en el siglo XVIII. Los dueños de la compañía española de Pardo y Freire y Vera Cruz.
http://www.lignumcrucis.es/Publicaciones/Art%C3%ADculos/Juangomezdefigueroa.html (Consultado en agosto de 2014)

domingo, 3 de agosto de 2014

Apóstol Santiago (I)

Uno de los lugares desde donde parte una ruta para hacer el Camino de Santiago es Cádiz. Aunque parece que no hay antecedentes históricos de peregrinación desde la ciudad y ha sido la Asociación Gaditana Jacobea “Vía Augusta” la que ha impulsado esta Ruta Jacobea por la demanda de los peregrinos, sí pudiera tener Cádiz una conexión fundamental con Santiago ya que, según Fray Gerónimo de la Concepción (1), el apóstol Santiago desembarcó en aguas gaditanas para empezar su predicación en España.

Sea como fuere, la ruta gaditana es actualmente una realidad y parte desde la puerta de la iglesia de Santiago que da a la plaza de la Catedral.

En esa iglesia, como es lógico, hay una representación del santo en el retablo mayor. Y otra más a los pies de la iglesia. Son las que ahora muestro en esta entrada y, en las próximas, irán apareciendo otras representaciones de Santiago que existen en las iglesias gaditanas.

Iglesia de Santiago

Retablo mayor.
Santiago en la batalla de Clavijo.

Segundo cuerpo del retablo mayor, obra de Alejandro Saavedra (1651-53) Las imágenes son de cronología similar y de escuela sevillana.

A los pies de la nave central, hay unos pequeños retablos adosados al muro que, milagrosamente, se han mantenido en esta iglesia ya que se han ido perdiendo en las demás. Son de mediados del siglo XVIII, en madera dorada y decoración rococó.
En uno de ellos podemos ver otra representación de Santiago, esta vez vestido de peregrino y el momento de la aparición de la Virgen del Pilar. El grupo escultórico es de escuela genovesa.

Para más información
http://www.asociaciongaditanajacobea.org/
_______________________
(1) GERONIMO DE LA CONCEPCIÓN (Fray) Emporio del Orbe, Cádiz Ilustrada. Ámsterdam, 1690. Libro III, capítulo VI, pp.150-154

lunes, 7 de julio de 2014

San Fermín

El 7 de julio, San Fermín, es un día muy señalado para Navarra y para la ciudad de Pamplona por sus fiestas patronales. En el siglo XVIII, el navarro Juan Bautista de Ustáriz, conde de Repáraz, fue el promotor de la construcción de un retablo en la iglesia del Rosario de Cádiz para dar culto a la imagen de San Fermín.

En 1785, Ustáriz y varios navarros afincados en Cádiz, solicitaron al obispo el patronato de la capilla para una asociación piadosa que habían constituido, en honor de su patrón San Fermín. No se consolidó esta corporación, lo que afectó a las obras del retablo.
Comenzado en 1784, su construcción se prolongó durante varios años, pudiendo concluirse en 1797 gracias a la generosidad del sacerdote José Marcos Ignacio Sáenz de Santamaria, marqués de Valde-Íñigo, que empleó para ello más de 20.000 reales.

El retablo, obra en mármol de Torcuato Benjumeda, presenta en la hornacina central la imagen de San Fermin, atribuida al escultor Cosme Velázquez al igual que las imágenes laterales; San Ignacio de Loyola y San Francisco Javier. En el ático se encuentra el escudo de Navarra sostenido por dos ángeles mancebos.

Algunos de estos navarros ya pertenecían también a una congregación que se estableció en esta iglesia para practicar los ejercicios de la Pasión del Señor, según la venerable madre sor María de la Antigua y que posteriormente pasarían a establecerse en la capilla subterránea que costeó el conde de Repáraz, germen del conjunto monumental que se encuentra lindando con la iglesia y que es conocido como Santa Cueva.

De los navarros que eran comerciantes y navieros figuran entre otros;
- Martín de Aguirre, propietario del navío “San José y San Antonio” y la fragata “Nuestra Señora de la Concepción”
- José de Arquellada y Mendoza, matriculado en el comercio de Indias con 300 toneladas
- José Antonio de Aizpurúa, capitán y maestre del bergatín armado “Nuestra Señora de la Concepción y San José”
- Simón de Echazuría, dueño del bergatín “Jesús, María y José”
- José de Echea, matriculado con 400 toneladas
- José de Lacoizqueta con las fragatas “El Salazar” y “La Mexicana”
- Juan Felipe de Sagoaga con la fragata “San José y Ánimas”
- Juan Felipe de Ustáriz con los navíos “Dragón” y “Caridad” y su hijo Juan Bautista de Ustáriz.

Juan Bautista de Ustáriz y los demás comerciantes navarros citados, mantenían relaciones comerciales casi exclusivamente con Veracruz. Allí residía, y era enlace de los comerciantes y navieros navarros, Pedro Sáenz de Santamaría, padre del sacerdote José Marcos Sáenz de Santamaría. Este último, una vez establecido en Cádiz, años más tarde recibiría la herencia y el título de marqués de Valde-Íñigo. El sacerdote forjaría una gran amistad con el conde de Repáraz, fruto de la cual ambos se convertirían en grandes benefactores de la parroquia del Rosario.

Nota:
Toda esta información se encuentra en una cartela que pusimos sobre la mesa de altar, junto a otra con el programa iconográfico del retablo de San Fermín. Fueron colocadas gracias a la exposición celebrada en enero-febrero de 2013 con motivo del 225 aniversario de la erección como parroquia de la iglesia del Rosario. En el texto utilizamos datos de la conferencia de Mariano de Retegui “Cádiz, su herencia navarra y Torcuato Benjumeda” que formaba parte del ciclo de conferencias organizadas por la Real Academia de Bellas Artes de Cádiz en 1986, para conmemorar el ciento cincuenta aniversario de la muerte del arquitecto gaditano.

viernes, 4 de julio de 2014

Yacimiento arqueológico Gadir

Contamos desde este año 2014 con la posibilidad de visitar un yacimiento arqueológico importantísimo para la ciudad; los únicos restos aparecidos hasta el momento de la ciudad fenicia, de Gadir.

Hasta ahora teníamos muchos e importantísimos hallazgos de la necrópolis (los sarcófagos antropoides, restos de ajuar de tumbas) o piezas asociadas a lugares de culto (quemaperfumes, estatuillas) e incluso un elemento arquitectónico descontextualizado (un capitel). Pero seguía faltando encontrar los restos de lo que fue la ciudad donde se produjo todo lo enumerado anteriormente.

Se barajaba la hipótesis de que pudiera estar situada en la zona del altozano de la Torre Tavira, lugar que, como todo el casco histórico, desde el siglo XVIII está totalmente edificado. Por tanto no hay muchas oportunidades de excavar en la parte antigua de la ciudad pero cuando se ha tenido ocasión ha dado resultados espectaculares; el teatro romano, la figurita fenicia conocida como el sacerdote de Cádiz…y ahora Gadir.

Aprovechando el derribo del edificio donde estuvo el antiguo Teatro Cómico, en la calle San Miguel nº 15 -precisamente en las inmediaciones de la Torre Tavira, como se pensaba- las excavaciones practicadas en el solar dieron con los restos tan esperados; la evidencia de la ciudad fenicia (casas con sus hornos, calles, animales…)
Sobre una parte de los restos fenicios se construyó, en época romana, una factoría de salazón, formando parte también del yacimiento.
Los arqueólogos han hecho un trabajo excepcional. Primero por su descubrimiento, segundo por apostar firmemente por él y en tercer lugar por el gran trabajo que supone conseguir mostrarlo al público didácticamente; el audiovisual inicial, el recorrido por el yacimiento con sus pantallas y puntos de información, más otra gran pantalla donde se proyecta un cuidado estudio de la evolución de la ciudad desde época fenicia hasta nuestros días. El equipo estaba formado por José María Gener, Juan Miguel Pajuelo y Mariangeles Navarro. Esta última arqueóloga, además, acompaña a los visitantes durante el recorrido. Es todo un lujo contar con una de las personas que ha trabajado en el yacimiento, que lo conoce a la perfección y que con sus valiosas explicaciones nos lo hace comprender y valorar, hasta donde el tiempo de la visita se lo permite.
No se lo pierdan.

Visitas gratuitas cada 45 minutos (de martes a domingo)
Horario: de 10,00 a 13,15 y de 17,00 a 19,15
__________________
Información adicional
El yacimiento tiene una página en facebook – Gadir 1.0

domingo, 29 de junio de 2014

La Virgen del Carmen de Porta Coeli

En una entrada anterior hacía referencia a la imagen de la Virgen del Carmen, conocida como de Porta Coeli. La pintura que mostraba, firmada por el pintor gaditano Federico Godoy en 1917, plasma las características que presentaba la Virgen en esas fechas, con corona y escapulario, como se puede ver en esta fotografía de 1919.

La Virgen del Carmen de Porta Coeli es una talla de escuela genovesa que no necesita ningún aditamento para brillar por su belleza, como se pudo ver en la exposición celebrada en el año 2011 “Cádiz, entre Sevilla y Génova”. 
Es una obra atribuida a Antón María Maragliano y realizada en madera tallada, policromada y estofada, hacia 1725.

miércoles, 18 de junio de 2014

Convento de Nuestra Señora del Carmen

Mediatrix (detalle)

El nombre de esta insignia procesional recuerda el papel de María como mediadora.

En el centro se encuentra la pintura al óleo de la Virgen del Carmen (Porta Coeli)

Firmada por Federico Godoy en 1917

Archicofradía del Carmen de Cádiz. Convento de Nuestra Señora del Carmen

jueves, 22 de mayo de 2014

Litografía Müller

En esta antigua fotografía se puede comprobar perfectamente el local donde estuvo situada durante un tiempo la litografía Müller; en la calle Sagasta esquina con Murguía, nombre antiguo de la actual calle Cánovas del Castillo.

Otro detalle curioso es que, en la fachada de la calle Sagasta, se puede observar el artístico rótulo que publicitaba la litografía. Afortunadamente no se ha perdido y el Museo Litográfico -que conserva perfectamente las máquinas y las piedras litográficas- también tiene un espacio para mostrarlo.
En este local estuvo hasta 1934, año en que se instaló en la calle Beato Diego número 8 donde permaneció hasta su cierre. 
  
El local en la actualidad. Como se puede comprobar no ha cambiado demasiado, manteniéndose los mismos vanos e incluso el guardacantón de la esquina. El rótulo de las calles cambió hace algunos años de un azulejo por letra (como se ve en la fotografía antigua) al formato de un azulejo con el nombre completo, tipología más antigua aún. De estos, todavía se conservan en algunas calles, con un nombre anterior al que tiene la calle en la actualidad.

sábado, 17 de mayo de 2014

Casa de las Cadenas


La Casa de las Cadenas cuya portada, realizada por Ponzanelli, es una de las más bellas de Cádiz y cuyos mármoles genoveses gozan de su reciente restauración cuenta, sobre el dintel de la puerta, con una lápida que viene a ser el precedente de los actuales paneles explicativos que dan información al visitante sobre los monumentos.

Mientras que actualmente la información que estos paneles aportan es breve y suele aparecer en español e inglés, en este caso un texto en latín cuenta con todo detalle la historia del hecho que sucedió y que fue el origen de la portada y de toda la casa ya que D. Diego de Barrios, su propietario, la reedificó, ennobleciéndola y dejando constancia en ella de múltiples detalles relacionados con el Santísimo y la Eucaristía.

Fíjense que con la traducción, poco más hay que decir:

DETENTE PASAJERO
FIJA TU ATENCIÓN EN ESTA LOSA
LEE, PUES Y SABRÁS
QUE ESTA CASA YA EN SIGLOS ANTERIORES FUE RECONOCIDA POR MANSIÓN DIVINA PUES EN EL AÑO DE 1692 DE LA ERA CRISTIANA
CUANDO OCUPABA LA SILLA APOSTÓLICA INOCENCIO XII
REINANDO EN ESPAÑA CARLOS II
SIENDO OBISPO DE ESTA DIÓCESIS EL ILMO. SEÑOR D. JOSÉ DE BARCIA Y ZAMBRANO Y GOBERNADOR DE ESTA PLAZA EL EXCMO. SEÑOR D. FRANCISCO DE VELASCO
HABIENDO SALIDO LA PROCESIÓN DEL CORPUS EN QUE ERA CONDUCIDO
CON TODA POMPA Y TRIUNFO EL ARCA VERDADERA QUE CONTIENE EL PAN ANGÉLICO
ESTO ES EL VERBO HUMANADO
SE LEVANTÓ UNA TORMENTA DE LA CUAL PROVINO UNA TERRIBLE LLUVIA POR LO QUE PARECÍA ESTABA LA MAGESTAD EXPUESTA A UNA GRAN IRREVERENCIA
ENTONCES EL SEÑOR DE ESTAS CASAS DON DIEGO DE BARRIOS
SE PRESENTÓ POSTRADO A RECIBIR EL SANTÍSIMO SACRAMENTO
CON UNA FE QUE CAUSARÍA EMULACIÓN A LA DEL CENTURIÓN
Y AUNQUE SE CONFESABA INDIGNO DE QUE EL SEÑOR PASASE LOS UMBRALES
DE LA CASA MERECIÓ RECIBIRLO EN SU ORATORIO CON EL MAYOR HONOR Y SUNTUOSIDAD POR LO CUAL QUERIENDO EL CATÓLICO REY POR DISPOSICIÓN DIVINA COOPERAR A UN ACTO TAN RELIGIOSO LE CONCEDIÓ PRERROGATIVAS A ESTA CASA POR CUYO MOTIVO EL SEÑOR DON DIEGO DE BARRIOS EN SEÑAL DE GRATITUD Y DE UNA MEMORIA QUE DEBÍA INMORTALIZARSE
DEJÓ ESTE MONUMENTO A LA POSTERIDAD.

Carlos II le concedió el derecho de asilo, por haber acogido al Santísimo en su oratorio, conllevando el privilegio de cadenas, las cuales fueron colocadas delante de la fachada de su casa. Desde entonces se le conoce como Casa de las Cadenas.

Casa de las Cadenas
Calle Cristóbal Colón

______________________

Bibliografía

Boletín de la Comisión Provincial de Monumentos Históricos y Artísticos de Cádiz 1908

martes, 29 de abril de 2014

El Greco de Cádiz

Siendo éste un blog dedicado al arte que podemos encontrar en Cádiz, conmemorándose en este año el cuarto centenario de la muerte de El Greco y teniendo la suerte de contar en nuestra ciudad con una obra suya, creo que es obligado dedicarle una entrada.

Conocido como Éxtasis de San Francisco o Visión de San Francisco, La Impresión de las llagas de San Francisco e incluso San Francisco y la visión de la antorcha ardiente, lo que queda claro es que es una de sus pinturas del santo de Asís y, probablemente, la mejor. Como recientemente lo ha tratado Elena González en su artículo (1), he buscado otro punto de vista para hablar de él; las restauraciones que ha tenido en el siglo XX.

En 1909, la capilla del Hospital de Mujeres -lugar donde se encuentra el lienzo- sufrió el derrumbe de su techo, suceso que, afortunadamente, no tuvo mayores consecuencias ya que no revistió daños de gravedad. Las obras de reparación del templo contaron también con una labor de restauración por parte del pintor gaditano Felipe Abarzuza quien, además de realizar varias pinturas para la capilla, le practicó una restauración al lienzo de El Greco. Se encontraba deteriorado y muy ennegrecido por distintas capas de barnices. Fue colocado de nuevo en su retablo el 10 de julio de 1910.

La siguiente restauración fue realizada en 1986 por Manuel López Gil, pintor y restaurador gaditano, alumno aventajado del taller de Felipe Abarzuza, quien le empujó a dedicarse a la restauración. Fue uno de sus últimos trabajos y se aprovechó la restauración para colocar en el retablo el cristal que desde entonces lo protege.

La capilla del Hospital de Mujeres puede visitarse en cualquier momento en las horas establecidas para ello, pero es impresionante -cuando está abierto su acceso desde la calle para asistir a la celebración de la misa- entrar por la puerta de la derecha, ya que esta obra está frente a ella, siendo muy interesante y quizás única, la forma inesperada -tras abrir la puerta- de admirar una pintura de El Greco.
____________________

(1) http://elenagonzalezperez.wordpress.com/2014/03/07/el-greco-gaditano/

Diario de Cádiz. 11 de julio de 1910

Hoja del lunes 6 de septiembre 1971

Diario de Cádiz. 22 de octubre de 1986

jueves, 24 de abril de 2014

Plaza Fray Félix


Plaza Fray Félix antes de la instalación eléctrica. (Archivo Histórico Municipal)


Plaza Fray Félix con farolas colocadas en la escalera de acceso a la Catedral Vieja. (Archivo Histórico Municipal)
Plaza Fray Félix en la actualidad. De las farolas sólo ha cambiado la parte superior, manteniéndose la base.

Del entorno nada ha cambiado a simple vista. Afortunadamente sí hay cambios, en este caso, a mejor. Las fachadas están más cuidadas y el edificio cuya entrada se encuentra a la izquierda al subir la escalera, hoy es el espléndido Museo Catedralicio. Se mantienen, en la parte superior, la Catedral Vieja y, a los pies de la escalera, la Casa Estopiñán. En la portada de esta casa se observa, en las dos fotos antiguas, cubierta la piedra ostionera, piedra que, desde hace algunos años, gusta dejarla a la vista.

La piedra ostionera es llamada así por ser una roca sedimentaria, que se encuentra en la Bahía de Cádiz, en la que se observan los restos de moluscos. Se ha empleado desde siempre para la construcción, pero su porosidad y rugosidad aconsejan su cubrimiento.

domingo, 30 de marzo de 2014

El retablo del Cristo de la Buena Muerte

En estos días se ha hablado del proyecto que tiene la cofradía de la Buena Muerte de Cádiz, de recuperar el retablo dorado que enmarcaba la magnífica talla del crucificado y que fue desmontado hace unos veinte años por problemas en su estructura.

Esta antigua fotografía la guardaba mi padre, que fue hermano de la cofradía de la Buena Muerte. No sé nada de ella, pero parece una forma -en una época en que no había posibilidad de retoques digitales- de poder elegir entre dos opciones. Se puede ver la imagen del Cristo y dos posibles diseños para el retablo. De los dos modelos que se ofrecen diría que la cofradía eligió el de la izquierda aunque, viendo fotografías antiguas del retablo, el resultado no fuera exactamente igual.
Obra del sevillano Juan Pérez Calvo, reconocido artista, tallista e imaginero, con una importante producción en esa ciudad andaluza, el retablo se colocó en la iglesia de San Agustín en 1958.

In memoriam: En el año 1994, con motivo del centenario de su fundación, la cofradía homenajeó a los hermanos que llevaran cincuenta años en ella. Mi padre era uno de ellos. La cofradía le entregó, enmarcada, la fotografía de los titulares. También iban a entregarle un pequeño escudo de la cofradía que no pudo recoger porque cayó muy enfermo y falleció al poco tiempo. He querido dar a conocer esta fotografía, que guardo con cariño, y agradecer a la cofradía aquel detalle que tuvo para sus hermanos más antiguos.

domingo, 9 de marzo de 2014

Placa de Lázaro Dou

Mirando esta placa -además de saber en qué calle de Cádiz nos encontramos- podemos conseguir extraer más información.

En primer lugar, la persona que da nombre a la calle, Lázaro Dou (1742-1832), fue diputado por Cataluña en las Cortes de Cádiz y su primer presidente. En agosto de 1912, año del centenario de las Cortes, acordó el Ayuntamiento de Cádiz otorgar su nombre a una calle. La elegida fue la calle llamada Muralla, que discurría por el tramo de muralla que unía el Baluarte de los Negros y la Puerta del Mar. Una vez demolida la muralla, la calle se ha convertido en uno de los accesos al centro de la ciudad desde el muelle o desde la estación de tren.

En segundo lugar, llama la atención la calidad artística de la placa. Fue regalada a la ciudad por el Ayuntamiento de Barcelona, ciudad natal de Lázaro Dou. Con ciertos aires modernistas, como no es de extrañar por su fecha y procedencia, es una piedra labrada que contiene varios elementos. Además de las letras en bronce, aparecen en el mismo metal el escudo de Cádiz -Hércules con los leones- y una corona de laurel, de la cual cuelga una medalla con el escudo de Barcelona.

Como destacado diputado que fue de las Cortes, su figura es recordada en el Congreso de los Diputados donde hay una sala Lázaro Dou, que se utiliza para reuniones de las ponencias y otros órganos de trabajo del parlamento.
 ___________________

Bibliografía

Diario de Cádiz (24 agosto de 1912)

Navascués y de Palacio, Javier de. Un paseo por el Barrio de Santa María. Delegación Municipal de Turismo del Ayuntamiento de Cádiz.

www.congreso.es/visitanueva/visitag.jsp?mp=1&nm=5&ns=25&med=11

viernes, 21 de febrero de 2014

Ventana de convento

El otro día al pasar por la calle Montañes, donde se encuentra el Monasterio de la Piedad -más conocido como las Descalzas- tuve la ocasión de fotografiar esta ventana que, excepcionalmente abierta, dejaba entrever parte de la decoración de la sacristía. Es una habitación rectangular que se encuentra tras el presbiterio y que, como la mayoría de sacristías, no es un lugar de fácil acceso y más aún cuando se trata de un convento de clausura.

La pude ver en una ocasión, aprovechando un día de puertas abiertas con motivo de las Jornadas Europeas de Patrimonio que se celebraron en 1999 y que, en nuestra comunidad, estuvieron dedicadas a los monasterios y conventos andaluces. De eso hace ya quince años y por aquel entonces no me acompañaba la cámara de fotos tan a menudo como ahora. Tampoco la recuerdo del todo bien, por eso recurro al libro de Clausuras para poder escribir alguna reseña de la sacristía; “Un recinto de planta rectangular con mesa de mármol al centro, cajonera y lavabo realizado igualmente en mármol y contemporáneo a la reforma del monasterio. En sus paredes, dos lienzos dieciochescos referentes a la Virgen del Rosario como protectora de la ciudad y a la Magdalena perfumando los pies de Jesús”

Habría que aclarar que el monasterio se edificó a mediados del siglo XVII, terminando las obras en 1668. La reforma del monasterio a la que se refiere el párrafo anterior se realiza a mediados del siglo XVIII, finalizando las obras en 1759.

Queda pues testimonio en esta ocasión de la sacristía vista desde la calle, a la espera de otra circunstancia que me permita traer a este blog fotografías de su interior. 

La ventana, ya cerrada, junto a la puerta
de acceso a la sacristía



 _____________________
Bibliografía

Clausuras, conventos y monasterios en Cádiz. Diputación de Cádiz. Servicio de Publicaciones 1998

miércoles, 5 de febrero de 2014

Polveras de la Constitución

Así se suelen denominar, por su similitud con el redondo objeto de uso femenino para el maquillaje, a estas cajitas de metal que guardan el texto de la Constitución de 1812. Su reducido y peculiar tamaño le confiere cierta relevancia -entre la realidad y la leyenda- a la hora de su circulación en la clandestinidad tras el llamado trienio liberal.

Ante lo poco que hay escrito sobre ellas, me atrevo a plasmar en esta entrada algunos datos recogidos y mi opinión personal, como un acercamiento a este tema y a la espera de que se desarrolle en posteriores investigaciones.

Probablemente la intención fuera crear un recipiente similar a una medalla conmemorativa, por el prestigio que tiene la medallística desde antiguo para la conmemoración de hechos notables, pero con la ventaja de que además pudiera contener el texto constitucional. Es más, existe una medalla con el mismo anverso y reverso que podemos ver en esta caja, realizada por el grabador Henrionnet, cuya firma aparece bajo el busto de Fernando VII, en idéntica posición a la que tiene también en la tapa de la caja. Alrededor del busto aparece la leyenda: DON FERNANDO VII POR LA GRACIA DE DIOS REY DE LAS ESPAÑAS. En la otra cara, unas ramas de laurel enmarcan la leyenda: CONSTITUCIÓN / POLÍTICA DE LA / MONARQUÍA ESPAÑOLA / PROMULGADA EN CADIZ / A 19 DE MARZO DE 1812 / Y JURADA POR EL REY / EL DIA 9 DE MARZO / DE 1820.

La que muestra la fotografía de inicio se conserva en la Fundación Joly Hörh, que tiene su sede en la planta baja del Centro Cultural Reina Sofía, y estuvo en la exposición titulada “En-clave de historia” que se celebró en marzo de 2012 con motivo del bicentenario de la Constitución. Cuenta incluso con un estuche para guardarla.

Veinticinco años antes, en 1987, cuando se celebraban los 175 años, se realizaron unas réplicas de estas polveras por la empresa Numisma, apareciendo en una de las caras el Rey jurando la Constitución bajo el sol de los ilustrados y la fecha de 1812, que es otra representación que apareció en las cajitas del siglo XIX.
Cajita original expuesta en el Museo de las Cortes
Mientras que en las decimonónicas en la otra parte de la caja aparece el busto de Fernando VII, de frente, en las modernas la otra cara presenta un diseño actual -la corona y el texto constitucional enlazados- conmemorativo del 175 aniversario.
Cajita conmemorativa expuesta en el Museo de las Cortes
 __________________________
Bibliografía

Gimeno, Javier. Las medallas constitucionales de 1820. Goya: Revista de Arte nº205-206, 1988

domingo, 19 de enero de 2014

Portada del siglo XVII


En las ciudades con un importante patrimonio histórico-artístico suele pasar que, al cambiar los tiempos, los edificios que fueron propiedad de nobles o ricos comerciantes se transforman adaptándose al mundo actual. En este caso, no creo que haya muchos sitios en donde a esta conocida cadena de restaurantes se entre por una portada de mármol italiano del siglo XVII.
El edificio, que se encuentra en la plaza de San Juan de Dios, mantiene al exterior la distribución típica de la casa palacio gaditana del seiscientos; la planta baja servía para almacenes, la primera y principal para la vivienda del propietario y la superior para el servicio. Actualmente, tras la rehabilitación del edificio, el inmueble lo ocupan once viviendas.
Estas obras descubrieron una gran parte de la portada que estaba tapada por la estructura añadida que tenía el anterior negocio.
La planta baja la ocupó durante muchos años otro establecimiento hostelero; el bar Caleta. Era típico por su decoración relacionada con el mar; de las paredes colgaban salvavidas y toda la barra simulaba uno de los barcos que cruzaban la bahía. Su instalación para cubrir de la intemperie las mesas situadas en la plaza no dejaba ver la parte superior de esta magnífica portada y durante muchísimos años las dos columnas y la decoración de la parte inferior estuvieron ocultas, siendo una grata sorpresa su aparición durante la reforma del edificio.
__________________
Si quiere conocer algo más de la historia del Bar Caleta, Pepe Monforte escribió un artículo muy interesante en su conocida revista gastronómica de la provincia de Cádiz “Cosas de Comé”; http://www.cosasdecome.es/sin-categora/el-bar-del-barco-sin-nombre/#.UtWk2fuE4kg

viernes, 3 de enero de 2014

Parroquia de Santa Cruz

Coronación de la Virgen

Firmada por el escultor napolitano Gaetano Patalano, en 1694

Procede del antiguo Retablo de los Vizcaínos, que se hallaba situado en la zona correspondiente al crucero, en el lado de la  epístola. La Coronación de la Virgen se encontraba en el centro de ese retablo.

En la composición encontramos la imagen de la Virgen, con un rostro de clara inspiración clasicista y la Santísima Trinidad; Dios Padre bendiciendo la imposición de la corona a la Virgen por parte de Dios Hijo que delicadamente la sostiene entre sus manos. En la parte alta, el Espíritu Santo en forma de paloma preside todo el conjunto.

Ángeles y querubines se encuentran por toda la composición, entre los amplios plegados de las vestimentas de los protagonistas, ropajes cuyas formas son características de las obras italianas en la ciudad -genovesas y napolitanas- siendo más típico de estas últimas la sobria decoración dorada que presentan los mantos.

Torreón del Sagrario. Parroquia de Santa Cruz (Catedral Vieja)

Entradas más vistas